Modo de Uso

Agita antes de usar.

Aplícalo en las mañanas después de la ducha, para preparar tu piel y recibir todos los otros productos de tu rutina facial

Apenas salgas de la ducha, aplícalo como tónico. Los tres minutos después de la ducha son claves, pues tus poros están abiertos y recibirán cada uno de nuestros activos de la mejor manera.

Úsalo para sellar tu maquillaje y verte perfecta todo el día.

Durante el día puedes aplicarlo las veces que quieras para refrescarte, pues no corre tu maquillaje y tu piel no se sentirá pesada.

En la noche lo puedes utilizar para limpiar tu piel y desmaquillarte; y también puedes aplicar después de tu rutina de limpieza con jabones o cremas, así, tu piel absorberá de una manera limpia y eficaz cada uno de los beneficios.